Buscaba FGJ a luchador por homicidio; lo encuentra muerto

Ciudad de México a 1 julio 2020

Por: Carlos Jiménez


Durante poco más de tres meses, la Fiscalía de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX) buscó a un luchador al que acusaban de asesinar a tiros una pareja dentro de un negocio de hamburguesas en la alcaldía Álvaro Obregón. Sin embargo, cuando lo encontraron ya estaba muerto… a él también lo mataron a balazos en la misma zona en la que se cometió el doble crimen.

El hombre al que buscaban se llamaba Francisco Javier Lizárraga Meza, en la lucha libre lo conocían como El Mogly o Barba Roja II. Tenía 31 años de edad.

El caso se encuentra registrado en los expedientes CI-FCIH/2/UI-1 C/D/00145/03-2020 y CI-FIEDH/2/UI-1 C/D/00067/06-2020 de la Fiscalía de Homicidios.

Todo comenzó el pasado 25 de marzo en la Colonia Barrio Norte, de la alcaldía Álvaro Obregón

Eduardo Pérez Olvera, de 27 años y Karen Andrea Harnandez García, de 20 estaban dentro del local “Wings Burger”. Llegaron ahí para cenar; sin embargo, pasadas las 22:20 horas, un par de hombres llegaron en una moto.

C4NoticiasMx obtuvo un video captado por la cámara de seguridad del negocio. La pareja se encontraba sentada en una mesa. Platicaban, sonreían, se abrazaban y besaban.

De pronto entró al negocio uno de los dos hombres que llegó en aquella motocicleta. Llevaba casco, jeans y chamarra roja.

Se acercó directamente a la pareja. No les dijo nada, no intentó asaltarlos y a menos de un metro, comenzó a dispararles.

Eduardo y Karen cayeron al piso. El sicario les disparó de nuevo mientras estaban tirados, en unos segundos se fue.

De acuerdo con los reportes, un testigo que vio a los hombres en moto reveló a las autoridades quiénes eran. Dijo que a uno lo identificaba sólo como El Camala, y que el otro era Francisco Javier Lizárraga, a quien llamaban El Mogly.

Desde entonces, agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía de Homicidios comenzaron a buscarlos. Sin embargo, no los ubicaron.

Fue el pasado 20 de junio cuando lo hallaron. Alrededor de las 22:00 horas, Francisco Javier Lizárraga se encontraba junto con su novia, en la colonia Garcimarrero, de la misma alcaldía.

De pronto, un hombre se acercó y le disparó. Fueron cuando menos ocho balazos los que efectuó, y después escapó.

Agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana llegaron al lugar, pero ya había muerto. Su familia insultó y agredió a los uniformados pues, según ellos, no hicieron nada para ayudarlo.

Poco después, agentes de la PDI llegaron al lugar. Entonces descubrieron que aquel hombre del tatuaje en el brazo era el mismo al que buscaban por el doble homicidio del local de hamburguesas. El testigo que lo vio aquel día, lo reconoció de nueva cuenta.



Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX