Dos ejecutados, dos encajuelados, una pareja y un perro calcinados... en Tlalpan

Actualizado: mar 23


Carlos Jiménez

Dos hombres asesinados y dos más heridos a tiros en un lavado de autos; una pareja y un perro asesinados y calcinados dentro de un vehículo abandonado; un ex jefe del cártel de los Beltrán Leyva, y uno de sus cómplices ejecutados y encajuelados… todo se registró en sólo cuatro días en distintas zonas de la alcaldía Tlalpan.

Las indagatorias de la Fiscalía de Justicia de Ciudad de México (FGJCDMX) apuntan a que todo se debe a una disputa por el control de la venta, distribución y el trasiego de drogas en la zona.

El jueves, dos hombres armados comenzaron con los crímenes en un lavado de autos en la carretera Federal a Cuernavaca, en la colonia San Andrés Totoltepec.

Alrededor de las 13:00 horas el par de sujetos llegaron al negocio llamado “Extreme Wash”. Llegaron directamente a atacar al dueño, un ex reo identificado como Marco Antonio Estrada Izquierdo y a un empelado identificado como Daniel García Molina.

Los dos murieron en el lugar. Un hombre que los acompañaba, llamado Sergio Blanca, quedó grave con cinco disparos en distintas partes del cuerpo. Además, un cobrador de Coppel que pasaba por ahí, recibió un tiro.

Ese mismo jueves, la Fiscalía para Desaparecidos (FIPIDE) recibió un par de denuncias por la desaparición de cuatro personas. A decir de los familiares de las víctimas, dos de ellos supuestamente iban a comprar un terreno, mientras que las otras dos iban a vender un terreno.

El sábado por la tarde, alrededor de las 16:00 horas la policía capitalina fue solicitada en el Paraje Xitle, en la zona del Ajusco. Reportaban un auto calcinado.

Al llegar los agentes hallaron un vehículo Tida, al parecer taxi. Estaba calcinado y en su interior se apreciaban dos cuerpos; uno más estaba en la cajuela. Ninguno podía identificarse en el momento. Alrededor del carro, la policía halló algunos casquillos.

De acuerdo con el expediente CI-FCIH/2/UI-1 C/D/00120/03-2020, el vehículo estaba estacionado muy cerca de un rancho. Los agentes lo inspeccionaron y hallaron un paquete con marihuana.

Testigos de la zona aseguraron que un día antes escucharon “ruidos extraños”. Y vieron salir a un par de hombres en una camioneta gris.

Tras llevar los cuerpos al anfiteatro, las autoridades descubrieron que se trataba de un hombre, una mujer y un perro.

Aunque se necesita confirmar mediante estudios a las dentaduras y de ADN, las autoridades suponen que esa pareja era una de las reportadas como desaparecidas tras acudir a negociar un terreno.

Al día siguiente, muy cerca de ahí, en la colonia Héroes de Padierna, vecinos hallaron un auto rojo abandonado el cual despedía un mal olor.

Tras llamar a la policía, autoridades abrieron la cajuela del carro y encontraron dos cuerpos. Uno de ellos presentaba alrededor de 10 disparos, mientras que el otro solo se le apreciaba uno en la cabeza, detalla el expediente CI-FCIH/2/UI-1C/D/00121/03-2020.

En ese momento, los investigadores no pudieron identificarlos. Sin embargo, al analizar su ropa y sus tatuajes supieron que eran los otros dos hombres reportados como desparecidos el jueves 12.

Uno de ellos era Esnel Cortez Jiménez, alias El Teniente. El hombre era un ex agente de la Policía Federal que en el 2010 ya formaba parte del cártel de lo hermanos Beltrán Leyva.

Trabajaba bajo las órdenes de La Barbie y, junto con La Mano con Ojos, controlaba la venta de drogas al sur de la Ciudad.

En aquel entonces, la Policía Federal lo detuvo y encarceló, pero ya estaba libre y de nueva cuenta tratado de controlar el negocio de los estupefacientes.

El hombre fue reconocido por la ropa que llevaba puesta: una camisa de manga larga con rayas negras, y pantalón de mezclilla azul.

El otro cuerpo era de un sujeto que, según las indagatorias, estaba relacionado con distintos homicidios en la zona y trabajaba bajo las órdenes directas de El Teniente.

Se trata de Denis Miguel Amaro Soberanis, de 26 años de edad. Él tenía 10 balazos. Las autoridades lo identificaron por sus tatuajes: un San Judas Tadeo en la espalda, una letra “M” en un omóplato, el nombre “Dulce”, en el antebrazo derecho, y un crucifijo en el brazo.

Lo último que supieron sus familias fue que ambos habían ido a una reunión para hablar sobre la compra venta de un terreno.

Ahora la Fiscalía de Homicidios indaga todos los crímenes.

Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX