Giran orden de aprehensión vs la Viuda Negra

Cd de México (08 junio 2020)

Por: Carlos Jiménez


Un juez de la Ciudad de México ordenó “buscar, localizar y capturar” a Berenice Alanís Morales, acusada de ordenar hace más de un año, el asesinato de su ex pareja, el empresario Jacobo Quesada, y sus dos hijos, Patricia y Jacobo jr.

C4NoticiasMx tuvo acceso a la orden de aprehensión integrada a la carpeta judicial 008/858/2019, y en ella, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX) la acusa del delito de Homicidio calificado diversos tres.

“El suscrito giró orden de aprehensión en contra de la imputada Berenice Alanís Morales o Berenise Alanís Morales, por el hecho que la ley señala como el delito de homicidio calificado diversos tres”, se lee en el mandamiento judicial.

Ahora, son elementos de la Policía de Investigación (PDI) los encargados de ubicar y detener a la mujer que, saben, habita domicilios en Ciudad de México, Querétaro, Puebla e Hidalgo.

El crimen del que se le acusa fue cometido en abril de 2019. Jacobo Quesada era un empresario de Hidalgo, dueño de edificios, negocios, y una colección de autos valuada en más de 20 millones de pesos. Berenice Alanís fue su empleada doméstica, pero con el tiempo se convirtió en su pareja.

Las indagatorias de las autoridades revelan que Jacobo Quesada descubrió que le fue infiel en cuando menos dos ocasiones. Una de ellas con su hijo. Por este motivo, decidió sacarla de su testamento.

Al parecer, ese fue el motivo del crimen. La noche del 4 de abril, Jacobo y sus dos hijos estaban en un gimnasio de su propiedad, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Aquella noche, Berenice llegó al lugar supuestamente para entrenar. Sin embargo, las investigaciones presumen que en realidad fue para facilitar el asesinato.

Las autoridades descubrieron que la mujer no acostumbraba a ir a ese gimnasio. Además, con el pretexto de pedirle una rutina, hizo que el encargado se moviera de su lugar en la recepción. También, subió el volumen de la música en exceso. Al ser interrogada cayó en una serie de contradicciones.

Al día siguiente del crimen, se determinó enviarla a la cárcel. Ahí fue llevada a audiencia ante un juez.

Sin embargo, éste consideró que el actuar del Ministerio Público encabezado por Óscar Tonatiuh Vázquez no cumplió con los requisitos necesarios para calificar de legal la detención y ordenó liberarla.

Autoridades de la dependencia revelaron que el juez que recibió el caso, incluso le llamó la atención al MP por el mal trabajo que realizó.

Ahora, un año y dos meses después, las autoridades ya tienen la orden de aprehensión en su contra para encarcelarla.





5,100 vistas
Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX