Hallaron calcinada a Jésica; era madre, abogada…

Actualizado: mar 28

Carlos Jiménez

Tuvieron que pasar 11 días para que la familia de Jésica volviera a estar cerca de ella; sin embargo, sólo fue para sepultar sus restos.

La última vez que la vieron fue el 12 de marzo cuando llevó sus hijas al colegio. Nadie la vería nuevo. Este lunes la enterraron sin poder siquiera abrir su féretro. A Jésica la hallaron calcinada en la zona de El Ajusco.

Autoridades de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX) revelaron que ella es la mujer que fue abandonada hace casi un par de semanas, junto a un hombre y un perro calcinados dentro de un taxi abandonado, en esta zona de la alcaldía Tlalpan.

Jesica Janín Sánchez Saldivar tenía 36 años. Era abogada y madre de unas gemelas. Fue el jueves 12 de marzo cuando desapareció. Aquel día llevó a las niñas a la escuela, pero ya no regresó por ellas. Fue entonces que su familia comenzó a preocuparse por su paradero.

De inmediato acudieron a la Fiscalía para Desaparecidos (FIPIDE) para que les ayudaran a localizarla.

Dos días después, el sábado por la tarde, alrededor de las 16:00 horas la Policía capitalina fue solicitada en el Paraje Xitle, en la zona del Ajusco. Reportaban un auto calcinado.

Al llegar los agentes hallaron un vehículo Tida, al parecer taxi. Estaba calcinado y en su interior se apreciaban dos cuerpos; uno más estaba en la cajuela. Ninguno podía identificarse en el momento. Alrededor del carro, la policía halló algunos casquillos.

De acuerdo con el expediente CI-FCIH/2/UI-1 C/D/00120/03-2020, el vehículo estaba estacionado muy cerca de un rancho. Los agentes lo inspeccionaron y hallaron un paquete con marihuana.

Testigos de la zona aseguraron que un día antes escucharon “ruidos extraños”. Y vieron salir a un par de hombres en una camioneta gris.

Tras llevar los cuerpos al anfiteatro, las autoridades descubrieron que se trataba de un hombre, una mujer y un perro.

Las autoridades sospechaban que la mujer en el auto era Jésica; sin embargo, tuvieron que hacer estudios y análisis. Tomaron muestras de ADN a su familia y realizaron comparativos. Finalmente, el fin de semana les confirmaron que aquellos restos eran de ella.

Del hombre, aún no se sabe quién es.

El lunes, finalmente la familia de Jésica pudo sepultarla. No pudieron abrir su féretro para despedirse de ella.

Ahora, el área encargada de investigar los feminicidios en la Ciudad de México, trabaja para resolver el crimen.




Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX