Lo retienen 51 horas en FGJCDMX y... lo dejan libre


03 agosto 2020


Por: Carlos Jiménez


Un hombre acusado de clonar tarjetas bancarias pasó poco más de 51 horas detenido en instalaciones de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad (FGJCMDX), a pesar de que el tiempo máximo que legalmente tiene la autoridad para retener a alguien y determinar su situación jurídica es de 48.

Al final, el ministerio público lo dejó en libertad, a pesar de que el hombre fue detenido en flagrancia mientras robaba la información crediticia de clientes de un restaurante en Jardines del Pedregal.

Sucedió en la Fiscalía de Álvaro Obregón que dirige el recién nombrado fiscal Alfredo Palomino Ávila. Y es él, el responsable de las libertades de todos los detenidos que llegan a su agencia.

Personal del restaurante donde trabajaba este hombre asegura que el retraso para determinar la situación se debió a que el ministerio público estaba esperando a que su familia juntara dinero para pagar un soborno que exigió por su libertad.

Documentos de la FGJCDMX en poder de C4NoticiasMx revelan que todo sucedió entre el pasado martes 21 y el jueves 23 de julio en la coordinación territorial Álvaro Obregón 3. Y quedó registrado en la carpeta de Investigación CI-FIAO/AO-3/UI-1 C/D/00281/07-2020.

El hombre detenido era mesero de un restaurante de sushi y estuvo encerrado en las galeras desde las 18:41 horas de ese martes, hasta las 22:00 horas del jueves.

Según los informes, el hombre identificado como Juan Gabriel L. G. fue arrestado por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) a petición de una joven que comía en el negocio de Avenida de Las Fuentes.

La mujer pagó su cuenta con su tarjeta bancaria, y en ese momento descubrió que el mesero pasó el plástico por un aparato con el que se extraen los datos necesarios para clonarlas.

Tras pedir ayuda a las autoridades, el mesero fue arrestado a las 17:40 horas, revela el informe de los agentes José González y Carolina Pérez, integrantes de la Policía Bancaria Industrial. Lo detuvieron con todo y el dispositivo ilegal.

Una hora después, a las 18:41 horas, ya estaba en el Ministerio Público. Los documentos de la Fiscalía establecen que a esa hora se inició la Carpeta de Investigación en su contra, por el delito de Falsificación de Títulos al Portador y Documentos de Crédito Público.

El ministerio público que abrió el expediente fue Ramón Armando González y el responsable de la agencia era José Luis Aguirre Montalvo, revelan los documentos.

Pese a que fue arrestado en flagrancia y a que hubo una imputación directa por el delito, el ministerio público agotó las 48 horas que tiene por ley, sin judicializar el caso y enviar al detenido ante un juez.

Tampoco determinó mandarlo a la Fiscalía General de la República (FGR) aunque pudo hacerlo.

La realidad es que lo mantuvo encerrado en las galeras de la Fiscalía más de las 48 horas que le permite el artículo 16 constitucional.

“Ningún indicado podrá ser retenido por el Ministerio Público por más de 48 horas, plazo en que deberá ordenarse su libertad o ponérsele a disposición de la autoridad judicial… todo abuso a lo anteriormente dispuesto será sancionado por la ley penal”, establece dicho artículo.  

Personal del restaurante donde laboraba el hombre que pidió el anonimato por temor a represalias de la propia autoridad, reveló que, durante ese tiempo, el detenido estaba tratando de conseguir dinero que, dijo, le pidieron en la agencia para dejarlo libre.

Y al final obtuvo esa libertad. El Oficio de Retiro de Custodia establece que a las 22:00 horas del jueves, se ordenó dejarlo ir. Es decir, 51 horas con 19 minutos después de que llegó al MP.

El documento establece que el ministerio público solicitó que se designara a elementos de la Policía de Investigación “a efecto de que se retire la custodia de Juan Gabriel L.G. de 45 años…  debiendo darlo en inmediata libertad”.

Así finalmente el hombre detenido en flagrancia acusado de clonación, se fue a casa.

En la Fiscalía General de Justicia, cada Fiscal territorial o Especializado es el responsable de autorizar y supervisar las libertades de los detenidos.

En este caso el propio Fiscal Alfredo Palomino Ávila fue responsable de supervisar y avalar la actuación del ministerio público Ramón Armando González y de su responsable de agencia José Luis Aguirre Montalvo.

Mantener privada de la libertad a una persona por más de 48 horas constituye no solo una responsabilidad administrativa, sino penal.



641 vistas
Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX