Niño mata a sus primos, se encierra en el baño e intenta suicidarse

Actualizado: nov 17


16 noviembre 2020

Carlos Jiménez

Cuando los agentes de la Policía capitalina llegaron a aquella casa de la alcaldía Venustiano Carranza, encontraron vasos desechables regados por distintas partes. Botellas de refresco y de tequila. Una bocina sobre un tripié…

Pero cuando entraron a las habitaciones todo fue diferente: en una recámara había un niño ensangrentado y muerto. En otra, una niña herida. En una más, un pequeño agonizando. Ahí mismo su mamá lesionada tratando de ayudarlo. A todos los atacaron con un cuchillo.

Quien los agredió seguía ahí. Era su primo “M”, un menor de apenas 14 años. Estaba encerrado en el baño de una de las recámaras y amenazaba con quitarse la vida. Cuando los agentes lograron entrar, ya estaba herido.

El reporte de los paramédicos que se lo llevaron al hospital, detalla que tenía una lesión en el cuello de unos cinco centímetros y una más en el muslo de unos seis.

El resultado de su ataque: mató a sus primos de 13 y 7 años, dejó herida a otra de sus primas de 10, y a su tía de 27.

Todo comenzó la noche del sábado en la casa ubicada en la Colonia Moctezuma Segunda Sección, en la alcaldía Venustiano Carranza. Y quedó registrado en el expediente CI-FJPA/AEJPA/UI-3 C/D/00623/11-2020 de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX)

En aquella casa hubo una fiesta. Latas de bebida Volt, botellas de tequila, botellas de refresco de toronja, cervezas, comida y música.

Mario Cesar y su esposa, dueños de la casa, recibió a algunos de sus familiares. Entre ellos estaba sus hermanos y sus sobrinos. Ahí convivieron durante algunas horas.

A las 2:00 de la mañana decidieron terminar la fiesta pues el domingo tenían natación. Los adultos se fueron y en casa solo quedaron los niños junto con Mario Cesar y su esposa.

Sin embargo, alrededor de las 5:00 de la mañana algo sucedió. Mario Cesar escuchó los gritos de su hija de 10 años.

Se apresuró a ir a su recámara y ahí la encontró herida con el brazo izquierdo ensangrentado.

La niña le contó que su primo “M” acababa de atacarla y que estaba en la recámara de su hermano.

Cuando fue a otra de las habitaciones, el hombre encontró a su esposa con una herida en la espalda, y a su hijo de siete años agonizado con una lesión en el abdomen.

En otra de las habitaciones ya estaba muerto a otro de sus sobrinos de 10 años. Él tenía una lesión en el cuello.

Al verse descubierto por su tío, “M” corrió a uno de los baños de la casa, se encerró e intentó suicidarse con el mismo cuchillo con el que agredió a todos.

Ahí lo encontraron y lo arrestaron los agentes de la policía. Sin embargo, debido a las lesiones, paramédicos tuvieron que llevarlo a un hospital en Coyoacán, bajo resguardo policiaco.

Mientras la policía esperaba a que llegaran los paramédicos para atender a todos los heridos, Mario Cesar decidió tomar a su esposa y sus dos hijos. Los subió a su Jetta y se fue al hospital pediátrico Moctezuma.

Ahí recibieron a los tres, pero el niño de 7 años no resistió la lesión que tenía en el abdomen y murió.

La Fiscalía de Justicia informó que “M” quedó a disposición del ministerio público. Según el menor, no había tomado ninguna droga, ni ingerido alcohol de la fiesta. Aun así, ayer le realizaron una serie de exámenes para confirmarlo.

La casa donde todo comenzó con una fiesta, quedó asegurada para saber con exactitud cómo fue que sucedió este crimen.




7,526 vistas
Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX