"No quiero ser un caso más de feminicidio…", Rosaura acusa a su exesposo de ataque a balazos

Carlos Jiménez


Cuando Rosaura se presentó a la Procuraduría capitalina para denunciar que la habían golpeado afuera del kínder de su hija, el ministerio público le dijo que no era nada grave, que sus lesiones sanaban en menos de 15 días y que mejor fuera a levantar una queja con un juez cívico… dos meses después, en ese mismo lugar, de la alcaldía Benito Juárez, Rosaura sufrió un ataque a balazos.

“En noviembre fui a Ministerio Público y ahí me dijeron que las lesiones no eran graves y que tenía que acudir al juzgado cívico y dar los nombres de las personas que me golpearon… tengo mucho miedo, temo por mi vida, por la de mis hijos, no quiero ser un caso más de feminicidio…”, dice a C4NoticiasMx, la mujer que se salvó de morir hace unos días.

El principal sospechoso de ordenar esa agresión, acusa ella, es su expareja. Se llama Jesús Gabriel Bermúdez González. se dice influyente y con dinero. Además, es sobrino del ex Secretario de Seguridad Pública de Veracruz, en la administración de Javier Duarte, Arturo Bermúdez Zurita.

El motivo de sus problemas: mantienen un juicio por la custodia y los gastos de manutención de su niña de 3 años de edad.

“En todo momento he sufrido acoso por parte de mi expareja y sus empleados. Se la pasan vigilándome. Él me dijo que no me iba a dar nada y me iba a quitar a mi niña; que ya tenía arreglado todo con el juez; que el juicio se iba a tardar, lo que yo me quisiera gastar”, relata.

Esas amenazas, dice, parecen ser ciertas. Y es que el juez que lleva el caso, asegura, ha mostrado parcialidad total hacia él. Se trata de Eduardo Rafael del Moral Rincón, titular del Juzgado Primero de lo Familiar.

Aún así, Rosaura no ha desistido. Ha buscado hablar con la familia de su expareja, con sus amigos. Esto, a pesar de que se ha topado con rechazos y amenazas. Recuerda que uno de sus más cercanos le dijo en una ocasión: “ya déjalo así porque los accidentes ocurren”.

A Rosaura le dispararon el miércoles por la mañana afuera del colegio de su niña. Cuando cruzaba la calle para subir a su auto, un hombre armado se le acercó, la baleó y luego escapó corriendo.


Un teléfono le salvó la vida.

Aquel sujeto le disparó en, al menos, cuatro ocasiones, pero la bala que iba hacia su pecho, no le dio. El motivo: se topó con su celular

“Me agaché y me cubrí con la puerta; el primer balazo lo recibió mi bolsa, pero como la traía cruzada en el pecho, la bala dio en el teléfono y eso me salvó”, cuenta ahora.

En la cadera aún tiene una bala. Los médicos le dijeron que no podían extraerla. “En lo que cabe estoy bien, podría estar muerta”, dice.

Rosaura cuenta que la molestia de su expareja aumentó cuando llegaron al juzgado en donde pelean por su hija, estados de cuenta por movimientos de más de 20 millones de pesos, cuando él asegura que sólo es analista y su sueldo no pasa de los 20 mil pesos.

Durante nueve años, Rosaura y Jesús Gabriel Bermúdez mantuvieron una relación. Sin embargo, en diciembre de 2016 comenzaron los problemas, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) realizó un operativo en su casa de la Colonia del Valle, y le decomisó a él 20 millones de pesos.

La movilización federal se realizó en las casas seis, siete y ocho de conjunto habitacional Amores 1233. En su momento, se dijo, el dinero era del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, prófugo en aquel entonces.

“Él se dice muy influyente, con su tío influyente, con gente muy poderosa… la verdad es que tengo miedo, no quiero que le pase algo a mis hijos, no quiero ser un caso más de feminicidio… los hago responsables de lo que me pase”, insiste.




487 vistas
Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX