Sin resultados la Fiscalía de Feminicidios de la Ciudad

// Por Carlos Jiménez //

Para nadie es un secreto lo aguerrida que era Sayuri Herrera Román en su labor en defensa de las víctimas de violencia de género. Por eso generó gran expectativa cuando Ernestina Godoy anunció que dejaría de litigar y la nombró Fiscal para la Investigación de Feminicidios en la Ciudad. Ese día destacó su “amplia trayectoria en la defensa jurídica y representación de víctimas”. Pero parece que ser Fiscal no es lo que esperaba. Los casos sin resolver se le acumulan poco a poco. Areli Mendoza, fue asesinada en 2019 en la Benito Juárez. A Michel Rodríguez la encontraron muerta dentro de su departamento de la Venustiano Carranza, en abril de ese año. A María Cristina la golpearon y mataron en su departamento de la Condesa en julio. A Carla Peña, la vejaron y la mataron en diciembre, en la Álvaro Obregón. A Janet Ruby la estrangularon en enero pasado dentro de un hotel en la Cuauhtémoc… la lista sigue. Y todos estos casos tienen algo en común: los responsables siguen libres y en la impunidad. El equipo que encabeza Sayuri Herrera Román no ha podido detener a nadie. De hecho, mucho de ese equipo se queja de su forma de trabajar. Aseguran que desconoce la labor de investigación y el trabajo que debe realizar un Fiscal. Qué lástima haberla perdido como defensora en una ciudad en la que en un año se registraron 68 feminicidios… muchos de los que ahora, no ha podido resolver. En el abandono las víctimas de delitos sexuales

La falta de compromiso de la Fiscal encargada de atender los delitos sexuales en la Ciudad de México es evidente. Las prioridades para Susele Deyanira Ortega Lara no son las víctimas. Basta este ejemplo: el día en que la Policía capitalina creyó tener detenido al violador serial que ha agredido a más de 20 mujeres, ella no se preocupó por regresar a la oficina para verlo. Mientras todos se preguntaban si ese detenido era el depredador que buscaban, ella simplemente dijo que se presentaría hasta el día siguiente, y que le avisaran por teléfono si había algo relevante. Tuvo que acudir Francisco Carlos Trujillo Fuentes, de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas, para revisar personalmente al detenido. Porque Susele Ortega, de plano no volvió. Y eso que el caso es tan relevante que hasta la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum se pronunció sobre la posible captura de aquel día. Por cierto, el violador serial continua libre y atacando en la Ciudad. Qué pasa con el juez

Sería bueno que alguien en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, explicara la motivación que tuvo el juez Ignacio Aguilar Romero, para dejar libre a un ladrón que amagó, amenazó, hincó y asaltó a un grupo de personas frente a dos cámaras de seguridad que grabaron todo su actuar. Lo que explica la Fiscalía de Justicia es que el juez consideró que no había una amenaza real, pues la pistola era una réplica. Pero no es su primera determinación polémica. Apenas en marzo pasado dejó salir de prisión a una banda de ladrones de casas detenida en flagrancia en la alcaldía Ávaro Obregón. Lo único que les ordenó el juez fue no regresar al lugar del robo ni acercarse a los testigos que los descubrieron. Así las cosas con el juez.




711 vistas
Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX