Una banqueta dañada dejó al descubierto a los niños descuartizados





06 noviembre 2020

Carlos Jiménez

Aquella banqueta dañada evitó que el hombre que llevaba los cuerpos descuartizados de Alan de 12 años, y Héctor de 14, llegara a su destino. Las llantas del diablito en el que los transportaba por el Centro Histórico se atoraron en una grieta, y eso no le permitió avanzar más.

C4NoticiasMx obtuvo una serie de imágenes captadas por un par de cámaras de circuito cerrado. En ellas se aprecia el momento en que el hombre va caminando y detiene su andar pues las ruedas del diablito se atoran en un borde en la banqueta.

El hombre lo empuja una y otra vez para tratar de pasar, incluso toma un poco de vuelo, pero no logra cruzar.

Al otro lado de la banqueta, a no más de dos metros y medio está parado un agente de la Policía capitalina. La cámara apenas lo capta. Se aprecia que lleva su uniforme y su chamarra con reflejantes. El hombre que llevaba los cuerpos descuartizados se atoró precisamente frente a él.

Mientras el sujeto peleaba para tratar de pasar, el uniformado no se da cuenta de nada. Un par de personas pasan por ahí y ven de reojo al sujeto del diablito, pero no le ponen mayor atención.

Según la Fiscalía de Justicia de la Ciudad, la persona que empujaba el diablito con los restos de los niños sería Baltazar Osnaya.

Se trata de un hombre de 25 años que fue detenido ayer por la mañana en una vecindad de República de Cuba en la que ahora se investiga, si fueron torturados y asesinados los menores.

Tras ser arrestado, lo presentaron en instalaciones de la Fiscalía de Justicia. A pesar del señalamiento de participar en el doble crimen, por ahora solo está acusado de posesión de droga y cohecho.

Ayer mismo, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana detuvieron a otro hombre sospechoso de participar en el asesinato de los menores. Se llama David, lo apodan El Chayan, y es considerado integrante del grupo delictivo de La Unión.

Datos obtenidos por C4NoticiasMx revelan que él sería el jefe de quienes cometieron este crimen.

El hombre estuvo preso ya por homicidio y narcomenudeo, pero quedo en libertad. Elementos de Inteligencia de la Policía capitalina lo arrestaron armado en calles de la Colonia Doctores a donde llegó desde el domingo, tras huir de su casa en la zona centro de la ciudad

Las dos capturas, se suman a las de El Zuñiga, quien fue detenido el domingo que hallaron los cuerpos de los pequeños.

Según la Fiscalía, el primer sujeto que los llevaba, decidió abandonarlo después de atorarse frente al Policía. Supuestamente fue así como acudió El Zuñiga para continuar empujándolo, pero ahí fue arrestado.

Mientras la Policía continua con las investigaciones del caso, la familia de Alan y Héctor los despidió ayer. Tras salir con globos blancos de su casa en el Centro Histórico, los sepultaron en el Estado de México.

Héctor y Alan desaparecieron la noche del 27 de octubre. Aquella noche comentaron que irían a festejar a San Judas Tadeo a la Iglesia de San Hipólito, y luego a ver a la novia de Héctor, pero ya no se supo nada de ellos.

Ella aseguró que acordó ver a Héctor, para ir a unos arrancones en moto en Iztapalapa, pero finalmente esto no sucedió.

Cinco días después, las autoridades descubrieron que los menores fueron torturados, asesinados, y descuartizados por miembros de La Unión.

Contáctanos

Subscribete

  • White Facebook Icon

© 2019 @ C4 NOTICIAS MX